Transformamos la información sectorial en estudios para identificar oportunidades en tu empresa

Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Aumentar el Salario Mínimo No Necesariamente Destruye el Empleo

Comparte en redes sociales

 La teoría económica neoclásica predice que el aumento de los salarios mínimos conduce a una reducción del empleo. El estudio experimental de los Nobel de Economía David Card y Alan Krueger titulado ‘Minimum Wages and Employment: A Case Study of the Fast-Food Industry in New Jersey and Pennsylvania’, destaca que no necesariamente al incrementar el salario mínimo se reduce el nivel de empleo, por el contrario, en algunos casos puede presentarse el incremento del mismo. Es necesario analizar el contexto y las particularidades que atañen a la región o sector al momento de tomar decisiones de política económica para llegar a mejores soluciones, ya que no en todas las situaciones las estrategias tradicionales son exitosas. En Colombia, incrementos del salario mínimo por encima de la sumatoria de la inflación y la productividad, genera efectos negativos sobre el nivel de empleo formal.

Salario mínimo y nivel de empleo: cuando la realidad desafía la teoría.
En la teoría económica, tradicionalmente se ha dicho que aumentos en el salario mínimo reducen el nivel de empleo. Desde los años 70, los países han adoptado esta idea como la única premisa válida sobre el efecto de un aumento en el salario mínimo en el nivel de empleo, sin embargo, el nobel de economía 2021 fue entregado al economista canadiense, David Card, por demostrar mediante un trabajo experimental, que el incremento en los salarios mínimos no conduce necesariamente a la reducción del empleo. (¿Quiénes Fueron los Ganadores de los Premios Nobel 2021? (Infografía))
David Card, junto a su colega Alan Krueger (fallecido en 2019), realizaron en 1992 un estudio sobre las consecuencias de los incrementos del salario mínimo en el nivel de empleo. El documento, titulado ‘Minimum Wages and Employment: A Case Study of the Fast-Food Industry in New Jersey and Pennsylvania’ (‘Salario mínimo y empleo: un caso de estudio de la industria de la comida rápida en Nueva Jersey y Pensilvania’) detalla el experimento llevado a cabo en 410 puntos de venta de comida rápida en los estados de Nueva Jersey y Pensilvania, Estados Unidos. 
En 1992, Nueva Jersey y Pensilvania eran dos territorios industriales prósperos del norte de Estados Unidos, a pesar de tener condiciones económicas y sociales similares, así como administraciones demócratas, en Nueva Jersey se decidió aumentar el salario mínimo de 4,25 dólares la hora a 5,05 dólares, mientras que Pensilvania no introdujo ningún cambio. Carl y Krueger ejecutaron un experimento intuitivo sobre la situación que se estaba presentado, y estudiaron las consecuencias que los cambios en el salario mínimo tenían en el nivel de empleo del sector de comidas rápidas de Nueva Jersey, tomando como muestra 410 puntos de venta de las cadenas Burger King, KFC, Wendy´s y Roy Rogers; y como grupo de control a los restaurantes de Pensilvania, ya que, según los autores, los patrones estacionales de empleo eran similares en ambos estados y el grupo de control cumplía con el objetivo de eliminar el efecto que tenían en el resultado final otras variables diferentes a la que se pretendía comprobar.               
En sus conclusiones, Card y Krueger destacan que no solo no se redujo el nivel de empleo en Nueva Jersey con el aumento del salario mínimo, sino que se creó, incluso se produjo una “pequeña y estadísticamente insignificante” migración de trabajadores desde el territorio que no había aumentado el salario mínimo hacia el que sí lo había hecho. La única consecuencia negativa fue para los consumidores: el precio del menú aumentó más en Nueva Jersey que en Pensilvania, aunque los investigadores matizan que los establecimientos más sensibles a la medida no encarecieron más sus productos que los menos afectados. También indicaron que “es poco probable que los efectos del alza del salario mínimo fueran ocultados por la mejora de la situación económica general” y que contrario a la teoría tradicional “el alza del salario creó empleo”                                    
Aunque los resultados del estudio no son ampliamente aceptados, y es difícil pensar en adoptar como medida general para incentivar el empleo una estrategia utilizada en un contexto cultural y económico diferente, implementada para una parte mínima de un sector económico, que un estudio de hace 30 años obtuviera el nobel de economía hace el llamado pensar en la realidad y la particularidad de la misma al momento de tomar decisiones de política económica para llegar a mejores soluciones, ya que no en todas las situaciones las estrategias tradicionales son exitosas.
¿Debería incrementarse el salario mínimo en Colombia?
Asumir que las conclusiones de David Card son aplicables a Colombia se salen del contexto del país y van en contra vía de lo que el economista espera se logre después de haber sido el ganador del Nobel de Economía 2021, rebatir las ideas tradicionalmente generalizadas y tomar decisiones en materia laboral teniendo en cuenta realidades particulares.
Según Card, cuando el salario mínimo es muy cercano al salario medio, incrementos en el mismo pueden tener efectos en el mercado laboral. En entrevista con Bloomberg expresó respecto a esta idea que “hay algunos estudios interesantes en Brasil, donde el salario mínimo no llega al 90% de la media, es más bien un 70%. Esos estudios no han encontrado grandes efectos de empleo del salario mínimo en Brasil. Pero parece que el mínimo de Colombia es incluso más alto que el de Brasil. Así que no sé, creo que es una cuestión realmente importante cuando el mínimo es tan alto”.
En el caso de Colombia, anualmente se hace un esfuerzo por reflejar la realidad económica del país a la hora de definir el salario mínimo, para ello Gobierno, representantes de los empleados y representantes de los empresarios tratan de llegar a un acuerdo sobre el salario mínimo del año siguiente, teniendo en cuenta la inflación y la productividad. De no darse este acuerdo, es el Gobierno el encargado de decretar el salario mínimo. (Un Salario Mínimo en 1 Millón de Pesos No Necesariamente será Bueno para la Economía (Video y Podcast))
Cuando los aumentos de salario mínimo están por encima de la sumatoria de inflación y productividad, se generan limitantes en el desarrollo de la economía del país, y se presentan efectos negativos en el nivel de empleo. Esta situación puede llevar a que aumenten los niveles de informalidad dadas las limitantes de los empresarios para ajustar los salarios al nivel establecido, por lo que el efecto que se tenga el aumento del salario mínimo en Colombia sobre el nivel de empleo dependerá de su alineación con el contexto económico del país, reflejado en la inflación y la productividad. (¿Sería Viable un Salario Mínimo Diferencial por Regiones en Colombia?)

Accede a la inteligencia de tu sector. 

Si quieres enfrentar los cambios del mercado de manera asertiva, suscríbete a ODA, y conoce todos los datos de tu sector.

Obtén el informe completo del sector de tu interés

Artículos del sector

VER TODOS LOS ARTÍCULOS DEL SECTOR

Carrito de la compra

0
image/svg+xml

No hay productos en el carrito.

Seguir comprando
Search

Sectorial 2022 – Prohibida su reproducción total o parcial