Transformamos la información sectorial en estudios para identificar oportunidades en tu empresa

Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Balance Sectorial de la Guerra entre Rusia y Ucrania

Comparte en redes sociales

De acuerdo con el Instituto Alemán de Estudios Económicos, la guerra entre Rusia y Ucrania ocasionó pérdidas a la economía global por más de USD$1,6 billones en el 2022. El alza de los precios de la energía, después de la caída en el suministro ruso de gas, generó un efecto en cadena en Europa que llevó al aumento de las presiones inflacionarias en el mundo, disminuyendo el poder adquisitivo de los consumidores, obstaculizando el flujo de las cadenas globales de producción y afectando los indicadores macroeconómicos de muchas naciones.

Rusia_Ucrania

El conflicto entre estos dos países inició en un momento en el que las naciones apenas se estaban recuperando de las afectaciones de la pandemia de Covid-19 en sus sectores productivos, por lo que se ha convertido en un factor determinante del actual clima de desaceleración económica. ( Los Protagonistas del 2022 y los Inductores que Explicarán el 2023)

Rusia ha sido una de las economías más afectadas por diversas circunstancias. Según Bloomberg, aunque el PIB ruso se contrajo un 2,1% en el 2022, por debajo de la reducción prevista del 3%, las sanciones impuestas por la Unión Europea en represalia por la invasión de Ucrania el 4 de febrero de 2022, que desencadenó el conflicto actual, han tenido un impacto negativo en la producción de crudo, vodka y otras industrias manufactureras. Se estima que, debido a la guerra, el PIB de Rusia sufrirá pérdidas acumuladas de hasta USD$190.000 millones hasta el 2026.

Ucrania, por su parte, ha recibido un impacto mayor, ya que en el 2022 su economía se contrajo un 29,1%. De acuerdo con estimaciones del Banco Mundial, el costo de la reconstrucción y recuperación ucraniana equivale actualmente a más de dos veces el tamaño de su PIB en el 2021. El país tiene mejores perspectivas que su adversario, al menos para este 2023, se espera que logre crecer un 0,5% impulsado por la reanudación de las exportaciones de cereales y los apoyos que ha estado recibiendo de otras naciones.

En los países de Europa, la guerra entre Rusia y Ucrania ha generado gran inestabilidad en los mercados financieros, problemas de abastecimiento, en África y Asia; Yemen, Etiopía, Afganistán y Siria, se han agravado los indicadores de hambre y pobreza extrema debido a su dependencia al suministro de cereales por parte de los países que se encuentran en conflicto, según alertó el Programa Mundial de Alimentos (PMA) de la Organización de las Naciones Unidas. En el 2022, el PMA también estimó que su presupuesto necesitaría USD$29 millones adicionales por el conflicto.

En América Latina, los peores efectos del conflicto entre Rusia y Ucrania proceden de la mayor inflación, la inestabilidad financiera y los obstáculos que han venido experimentando las cadenas de suministro, especialmente de los insumos agrícolas y otros productos básicos de la industria manufacturera. Aunque también es cierto que la exportación de algunos bienes se ha visto beneficiada por los menores niveles de producción en los países beligerantes.

Países como Brasil y Argentina aumentaron las exportaciones de productos como soya, carne, tabaco y café gracias a la interrupción de las ventas de Ucrania. También se generó mayor conciencia sobre la necesidad de diversificar los orígenes de importación de los insumos más determinantes para la industria, sobre todo en el caso de las naciones latinoamericanas, que son altamente dependientes de la compra de materias primas en el mercado internacional.

A nivel global, los sectores más afectados por la guerra han sido la industria alimenticia, debido a que tanto Rusia como Ucrania han sido determinantes en las cadenas globales de producción de cereales, aceites; la industria química mundial también cayó por los aumentos en los precios de la energía en Europa y la escasez de materias primas para la producción de fertilizantes y otros activos; junto con la industria metalúrgica y automotriz por el alza en precios y las interrupciones en las cadenas logísticas de producción.

Finalmente, las pérdidas humanas que ha causado el conflicto, recientemente la ONU conmemoró la muerte de más de 9.000 civiles, entre los que se encontraban más de 500 niños en los primeros 500 días de la invasión rusa a Ucrania. En el 2023 se habrían reducido las muertes, pero la situación de vulneración de derechos no deja de ser insostenible.

Lea también: Visión de la Región para 2023 según el FMI

Telecomunicaciones

Accede a la inteligencia de tu sector. 

Si quieres enfrentar los cambios del mercado de manera asertiva, suscríbete a ODA, y conoce todos los datos de tu sector.

Obtén el informe completo del sector de tu interés

Artículos del sector

VER TODOS LOS ARTÍCULOS DEL SECTOR

Carrito de la compra

0
image/svg+xml

No hay productos en el carrito.

Seguir comprando
Search

Sectorial 2022 – Prohibida su reproducción total o parcial