Transformamos la información sectorial en estudios para identificar oportunidades en tu empresa

Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Conflicto Militar Retrasaría la Transición a Energías Renovables

Comparte en redes sociales

 A pesar del crecimiento de las energías renovables, en los últimos años, el 70% del consumo energético de la Unión Europea tiene como origen el petróleo, el carbón y el gas natural. Estos países importan más del 60% de la energía que consumen. El consumo mundial de gas natural ha crecido de forma regular durante los últimos 50 años. Más de un 40% de gas natural que importa la Unión Europea proviene de Rusia. Los gasoductos por donde Rusia distribuye el gas hacia Europa pasan por territorio ucraniano.

Fuente imagen: shutterstock

La guerra que se está llevando a cabo en Ucrania presenta un desafío para la provisión de gas natural para Europa, ya que por dicho país pasan los gasoductos de Rusia, que es el principal país que le suministra este recurso. Desde hace algún tiempo se conoce la problemática de está dependencia del suministro para cumplir sus objetivos de reducir las emisiones contaminantes, donde se han llevado a cabo proyectos para sustituir energías provenientes de forma nuclear o a través del carbón, cerrando centrales de carbón y nucleares; y sustituir por una menos contaminante como el gas natural. El problema radica en que Europa no tiene la suficiente capacidad de producción para autoabastecer la demanda por gas natural, además, la generación de energías renovables por medio de paneles solares o energía eólica es demasiado volátil, por lo que depende en gran parte del suministro de gas natural que le ofrece Rusia.
Los países de Europa pertenecientes a la OTAN han repudiado las acciones efectuadas por el presidente de Rusia, Vladimir Putin, por ello le han impuesto diversas sanciones económicas. Empero, medidas como la suspensión de insumos tan necesarios como el gas natural, petróleo, entre otras, no son sencillas de implementar para los países de Europa, dado que más del 40% de las importaciones de gas natural realizadas provienen de Rusia, de hecho, el año pasado se realizó un gasoducto de 1.230 kilómetros llamado Nord Stream 2, que va bajo el mar Báltico desde Rusia hasta la costa de Alemania, no obstante, por la situación actual, el gobierno alemán no aprobó su licencia, ya que los países de la OTAN sostienen que así se incrementará la dependencia europea del gas ruso.
En la situación actual, con las constantes sanciones económicas que le han aplicado a Rusia, vale la pena pensar en las situaciones que se podrían generar. Se podrían plantear 3 posibles escenarios:
1. Las bombas no causan daño a los gasoductos que cruzan Ucrania y Rusia no frena el suministro2. Rusia recorta en cierta proporción la distribución de gas que va hacia la zona europea 3. Rusia frena las importaciones hacia Europa y este excedente se lo vende a China
Bajo el primer escenario ocurriría lo que está pasando actualmente, un incremento en los precios de las materias debido a la incertidumbre que causa en los mercados. En el segundo, los países más dependiente de este recurso experimentarían un gran incremento en el precio, dado que actualmente las reservas de gas natural de Europa están en los niveles más bajos. En el peor de los casos tendrán que recurrir a recortes planificados para ajustar la demanda. No obstante, Rusia no podría frenar las exportaciones de gas natural y petróleo, ya que presentan una fuente de ingresos considerables que en tiempo de guerra no puede perder. El tercer escenario sería el más catastrófico para los países de Europa, ya que se quedarían sin suministro y solo contarían con las reservas, a la vez que Rusia combate el impacto de las sanciones económicas que le han realizado con una nueva fuente de generación de divisas, sin embargo, en el momento no se cuenta con la infraestructura necesaria para llevar a cabo la salida de gas hacia China con la misma velocidad a la que fluye hacia países de Europa.
Si las exportaciones rusas terminan, Europa tendrá que reducir la demanda de gas en al menos 400 teravatios-hora, es decir, entre el 10% y el 15% de la demanda anual. Algunas opciones son aumentar el uso de combustibles alternativos como el carbón, retrasar el cierre de las centrales nucleares o reducir la demanda de los agentes industriales, lo cual limitaría sus planes en la transición hacia una matriz energética enfocada en el uso de recursos que generen menos contaminación. 

Accede a la inteligencia de tu sector. 

Si quieres enfrentar los cambios del mercado de manera asertiva, suscríbete a ODA, y conoce todos los datos de tu sector.

Obtén el informe completo del sector de tu interés

Artículos del sector

VER TODOS LOS ARTÍCULOS DEL SECTOR

Carrito de la compra

0
image/svg+xml

No hay productos en el carrito.

Seguir comprando
Search

Sectorial 2022 – Prohibida su reproducción total o parcial