Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Desde la “weak AI” hasta la “ASI”, los segmentos para entender la inteligencia artificial

Comparte en redes sociales

  • La inteligencia artificial (IA) se ha consolidado como una herramienta esencial en una amplia gama de industrias, desde la automotriz hasta la medicina, agilizando tareas complejas y mejorando la eficiencia operativa.
  • Se categoriza en diferentes tipos, según la propuesta de Russell y Norvig, así como por su nivel de inteligencia, que abarca desde sistemas de IA débil hasta IA superinteligente, reflejando distintas capacidades y funcionalidades.
  • Se despliega en diversas formas, como sistemas expertos, redes neuronales artificiales, deep learning, robótica y agentes inteligentes, cada una con aplicaciones específicas.

La inteligencia artificial (IA) ha experimentado un notable avance en los últimos años, sus inicios se remontan a la década de 1950. En la actualidad, se ha convertido en un componente crucial en diversas industrias. Desde la automotriz hasta la medicina, pasando por el arte y la educación, la IA ha demostrado ser una herramienta eficaz para mejorar la eficiencia y reducir el tiempo requerido para realizar tareas complejas. Sin embargo, no todas las tecnologías de IA son iguales, y es importante comprender los diferentes tipos disponibles en el mercado y cómo cada uno contribuye a tareas específicas en diversos campos, incluidos los negocios.

Una de las categorizaciones más reconocidas de la IA es la propuesta por Stuart Russell y Peter Norvig, que la dividen en cuatro segmentos principales: sistemas que piensan como humanos, sistemas que actúan como humanos, sistemas que usan la lógica racional y sistemas que actúan racionalmente. Esta clasificación cubre desde el intento de emular el pensamiento humano hasta la toma de decisiones basada en la lógica y el razonamiento.

Lea también: Chatbots, Ventajas y Desventajas de las Inteligencias Artificiales

Otra forma de categorizar la IA es según su nivel de inteligencia, que comprende la IA débil o estrecha (Weak AI), la IA general (AGI – Artificial General Intelligence) y la IA superinteligencia (ASI – Artificial Superintelligence). Estos segmentos reflejan la capacidad de las máquinas para realizar tareas específicas, comprender y aprender como un humano, y superar la inteligencia humana, respectivamente.

La inteligencia artificial se despliega en la actualidad en cinco formas principales, cada una con aplicaciones específicas que abarcan diversos campos. Los sistemas expertos emulan el razonamiento humano en áreas del conocimiento mediante bases de datos y reglas de inferencia, siendo vitales en medicina para diagnosticar enfermedades o en logística para optimizar procesos de producción y rutas de envío.

Las redes neuronales artificiales, inspiradas en el cerebro humano, se utilizan en campos como el diagnóstico médico mediante el análisis de imágenes o en finanzas para predecir tendencias del mercado. El deep learning, una evolución de las redes neuronales destaca en el procesamiento de grandes conjuntos de datos no estructurados, siendo esencial en la detección temprana de enfermedades o en la recomendación de contenido personalizado.

La robótica combina la inteligencia artificial con la ingeniería mecánica para desarrollar robots capaces de realizar tareas físicas autónomas, desde la manufactura hasta la asistencia quirúrgica. Por último, los agentes inteligentes, programas de software autónomos, se emplean en videojuegos para crear personajes no jugadores realistas o en sistemas de recomendación personalizada en el comercio electrónico, demostrando la versatilidad y el impacto de la inteligencia artificial en la sociedad contemporánea.

Lea también: Tipos de inteligencia artificial que puedes usar este 2024

Los sistemas expertos, por ejemplo, son útiles en medicina para diagnosticar enfermedades y diseñar planes de tratamiento personalizados. En el ámbito financiero, las redes neuronales artificiales se utilizan para el análisis de riesgos y la gestión de carteras. El deep learning, por su parte, se aplica en la conducción autónoma y el procesamiento del lenguaje natural.

La robótica juega un papel crucial en la automatización de tareas físicas en entornos industriales y de servicio, como la logística y la atención al cliente. Mientras tanto, los agentes inteligentes están presentes en sistemas de búsqueda y recomendación en comercio electrónico.

Lea también: El reto de la implementación de inteligencia artificial

Si bien la IA ofrece numerosas ventajas, como eficiencia, automatización y personalización, también plantea desafíos, como la flexibilidad limitada, la necesidad de grandes cantidades de datos y preocupaciones éticas y de privacidad. A pesar de estos desafíos, la IA continuará transformando diversos campos y redefiniendo la forma en que interactuamos con la tecnología en el futuro.

Accede a la inteligencia de tu sector. 

Si quieres enfrentar los cambios del mercado de manera asertiva, suscríbete a ODA, y conoce todos los datos de tu sector.

Obtén el informe completo del sector de tu interés

Artículos del sector

VER TODOS LOS ARTÍCULOS DEL SECTOR

Carrito de la compra

0
image/svg+xml

No hay productos en el carrito.

Seguir comprando
Search

Sectorial 2022 – Prohibida su reproducción total o parcial