Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Expertos en Política Económica Desaprueban la Integración de una Moneda Única para Latinoamérica

Comparte en redes sociales

En los últimos meses se ha retomado el debate sobre las posibilidades de implementar una moneda única en latinoamérica que se asemeje a la integración económica creada bajo la Unión Europea, con su divisa en común, el euro. Inicialmente la discusión se ha dado entre Brasil y Argentina, cuyos mandatarios han invertido recursos en el estudio de factibilidad de este proyecto. La integración monetaria supone también, procesos de integración política y comercial, pues, la emisión de una divisa en específico por parte de un país, es uno de los principales factores que determina la soberanía del ente territorial. De darse dicha integración, la moneda de la región latinoamericana podría representar el 5% del PIB mundial.

Latam moneda

Ante estos anuncios, los analistas y expertos han manifestado su preocupación, manteniendo una posición de negación sobre este proceso, pues, los países latinoamericanos son desiguales internamente y también entre sus pares regionales, en términos de ideología política, condiciones macroeconómicas, y, en sus ventajas comparativas. Razón por la cual la adopción de una divisa en común no tendría efectos de transparencia y de igualdad distributiva. Años atrás, Cuba propuso una integración monetaria con la finalidad de fortalecer el comercio y desligarse de las presiones que ejercía el dólar sobre esta economía, sin embargo, lo que se observó es que entre los países que participaron en dicha integración, se dieron muy pocas transacciones, pues la alianza no se dio en términos equivalentes, ya que, algunas naciones tenían mejores condiciones macroeconómicas, como superávits comerciales y buena cantidad de reservas internacionales.

El economista Paul Krugman, ex premio nobel de economía, se refirió respecto a la integración monetaria entre Brasil y Argentina, acotándola como una idea terrible: “Una moneda compartida puede tener sentido entre economías que son los principales socios comerciales de los demás y son lo suficientemente similares como para no enfrentar grandes shocks asimétricos”, además afirmó que tanto el tamaño como la composición de las exportaciones de ambas economías difieren sustancialmente (Dura crítica de un premio Nobel de Economía al proyecto de moneda común de Argentina y Brasil: “Es una idea terrible”). Así mismo, el economista hizo referencia a la teoría de las áreas monetarias óptimas, la cual dicta que la conveniencia para un país de renunciar a su moneda y hacer parte de un proceso de adopción de otra moneda dependerá de la capacidad de integración económica que se vaya a tener con los países con los cuales compartirá la moneda. En este sentido, el grado de integración que se estima entre las economías de Brasil y Argentina es bajo, pues como afirmó el gestor senior de la firma Vontobel, “no tendría ningún sentido que un país como Brasil, que tiene una inflación del 5,8% y 330.000 millones de dólares de reservas internacionales, vinculara su destino monetario a un país que incurre en impagos en serie como Argentina, con una inflación del 95% anual y menos de 10.000 millones de dólares de reservas internacionales netas”.

¿Cómo afectaría esta integración económica a Colombia?

Establecer una moneda en común tiene varios beneficios. En primer lugar, la adopción de una única moneda eliminaría los costos de transacción e información, provenientes de las diferencias entre las divisas de las naciones que se suman a esta política. Otro elemento a favor de la integración monetaria es que esta podría reducir el riesgo de tipo de cambio, pues las variaciones en esta tasa suelen tener efectos desestabilizadores, que desincentivan las transacciones comerciales. Además, reduce la posibilidad de sufrir crisis cambiarias, lo que contribuye a la confianza en los precios y en los mercados.

Sin embargo, los costos de incurrir en un proceso de integración de este tipo pueden suponer mayores riesgos para la economía, pues adoptar una moneda en común sugiere renunciar a la autonomía en términos de política monetaria, lo que puede ocasionar que los requerimientos específicos en este ámbito no sean alcanzados, pues la política está diseñada bajo lineamientos en pro de la estabilidad del área integrada. Esto supone también que los países integrados, no pueden recurrir a la política cambiaria como una estrategia de política económica.

Colombia es un país que ha construido una estabilidad económica que le ha permitido sortear las diferentes crisis económicas de mejor manera que sus vecinos latinoamericanos, esta estabilidad en gran parte ha sido promovida por la política monetaria autónoma del Banco de la República. Esta es una de las principales razones por las que los analistas consideran como un proyecto de alto riesgo la dolarización y por ende, esta integración económica regional, pues en ambos frentes la desigualdad en términos comerciales y macroeconómicos, indican que este tipo de política no generará una gran rentabilidad para el país.

También le puede interesar:
Las Consecuencias Negativas de Dolarizar a Colombia

Sectorial

Accede a la inteligencia de tu sector. 

Explora, monitorea, analiza y evalua todos los datos y fuerzas que transformarán tu organización.

Obtén el informe completo del sector de tu interés

Artículos del sector

VER TODOS LOS ARTÍCULOS DEL SECTOR

Carrito de la compra

0
image/svg+xml

No products in the cart.

Seguir comprando
Search

Sectorial 2022 – Prohibida su reproducción total o parcial