Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

¿Existe la Probabilidad de un Default en la Deuda Soberana de Colombia?

Comparte en redes sociales

Los problemas que actualmente azotan a la economía mundial, como la cotización del dólar y la caída en los precios del petróleo, han afectado, y de gran forma, a la economía colombiana. Sin embargo, características propias del entorno nacional también son partícipes en el comportamiento que hoy se evidencia y ponen al país en situación de jugarse el prestigio que ha tenido en materia de créditos: la probabilidad de un default en la deuda soberana.

Fuente: www.freeimages.com Autor: Rafael Ortman

Antes de exponer la posibilidad que Colombia caiga en un default de la deuda soberana, se deben identificar las diferencias entre quiebra, insolvencia y default. Por un lado, tenemos que la insolvencia es una situación legal en la cual el deudor es incapaz de pagar sus obligaciones. Mientras tanto, la quiebra se trata de un contexto jurídico donde el deudor no puede hacer frente a los pagos que debe realizar, porque los recursos económicos disponibles son inferiores. Por último, un default se trata de la situación en la que el deudor no paga las deudas que tiene con sus acreedores, porque, aunque tiene con qué hacerlo, no cuenta con liquidez en sus activos.
Continuando con las diferenciaciones, existen dos tipos de default: el privado y el público, este último más conocido como soberano. En el caso de los privados, estos buscan no caer en este tipo de situaciones dado que puede quedar con reportes de crédito, sufrir dificultades en préstamos futuros y, al final, ser obligado legalmente a pagar sus deudas (Ver: ¿Estamos Ante una Situación Similar al Preámbulo de la Crisis de 1929?). En el default soberano, se manejan escalas diferentes, pero la situación no difiere mucho. El país acreedor puede embargar los activos del país deudor, excluirlo de préstamos futuros y recibir castigos en términos comerciales y de financiación exterior.
Las condiciones de la economía nacional dejan en claro la posibilidad que este fenómeno se presente. El 2015 cerró con una inflación del 6,77%, superada únicamente en los últimos 10 años por la del 2008, cuando alcanzó el 7,67%. La tasa de cambio, de igual forma, se ubicó desde mediados de noviembre por encima de los 3.000 pesos, alcanzando su máximo histórico el 15 de diciembre sobre los 3.356 pesos por dólar (Ver: El Comportamiento del Dólar Conlleva a Presiones Inflacionarias). Mientras tanto, el Banco de la República en su búsqueda de controlar la inflación ha incrementado la tasa de intervención constantemente hasta ubicarla en un 5,75%, la más alta desde junio de 2009.
Finalmente, se encuentran los impuestos, que, en vista de la caída en los ingresos percibidos por el gobierno nacional, dada la baja en los precios del petróleo, (Ver: Colombia no Supo Administrar la Bonanza Petrolera) lo ha obligado a tomar medidas alternativas, y para ello prepara la reforma tributaria, que de entrada parece incluir impuesto a rentas de personas con ingresos de 1,8 millones mensuales, el incremento al IVA del 16% al 19%, entre otras.
Todas estas características dejan al país en una posición complicada para dar cumplimiento a sus obligaciones, más cuando la deuda externa alcanzó a septiembre de 2015 el 37,1% del PIB, es decir, los 109.280 millones de dólares, un 10,3% más que lo registrado en diciembre de 2014. Por esta razón, el derivado financiero asociado al contrato de permuta de cobertura por incumplimiento crediticio, Credit Default Swaps, CDS, ha venido en incremento permanente desde la segunda mitad del 2015, teniendo en cuenta una tasa de recuperación del 40%, la más utilizada en los CDS, (Ver gráfica 1).

Fuente: Deutsche Bank Research. Gráfica modificada por sectorial.

Ante lo planteado, el gobierno nacional debe velar por mantener el prestigio que el país ha sostenido en materia de responsabilidades financieras a nivel internacional. Para lograrlo, es fundamental establecer estrategias que eviten caer en un default como los que vivieron Argentina y Uruguay en el 2001, de lo contrario el panorama de la economía nacional emporará en un entorno global con bajas expectativas para el presente año. (Ver: ¿Cómo Cierra la Economía Colombiana el 2015 y Cómo le Irá en el 2016?).

Accede a la inteligencia de tu sector. 

Descarga información histórica, series de datos y compara variables con la plataforma de inteligencia ODA.

Obtén el informe completo del sector de tu interés

Artículos del sector

VER TODOS LOS ARTÍCULOS DEL SECTOR

Carrito de la compra

0
image/svg+xml

No hay productos en el carrito.

Seguir comprando
Search

Sectorial 2022 – Prohibida su reproducción total o parcial