Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Al Parecer, la Falta de Especialistas en Salud No es una Situación Grave en Colombia

Comparte en redes sociales

Ante la innegable escasez de talento humano en salud que tiene Colombia, la solución resulta obvia, aumentar el número de profesionales de salud en medicina general y otras especializaciones, así como también el personal de enfermería, para mejorar la calidad de atención y las posibilidades de acceso a los servicios de promoción, (Colombia es el Peor País de la OCDE en Cuanto a Cantidad de Profesionales de la Salud) prevención y cuidado en salud de los usuarios del sistema; sin embargo, más allá de identificar el objetivo, el problema de fondo para el sector es cómo encontrar los medios y estrategias que le permitirían lograrlo o aplicarlo dentro del sector.

Desde el 2018 la Política Nacional de Talento Humano en Salud de Colombia, estableció siete líneas de acción:

1) Implementar el Modelo Integral de Salud: buscando el desarrollo de las redes integrales de servicios, las rutas integrales de atención y los incentivos centrados en la salud de las personas determinan las acciones a tomar en el campo del talento humano en los próximos años.
2) Mejorar la gestión de la información y el conocimiento: diseñando y aplicando indicadores que mostraran el comportamiento del talento humano en salud.
3) Alineación de la regulación e incentivos: promoviendo la calidad y pertinencia de la formación académica y generando incentivos para la gestión y desempeño laboral en el sector.
4) Formalización y mejores condiciones laborales.
5) Adopción de un enfoque de competencias.
6) Desarrollo de sistemas de formación continua y recertificación.
7) Fortalecimiento institucional.

Sin embargo, más de cuatro años después de la formulación de esta política, el sistema sigue teniendo las mismas dificultades frente a su talento humano y es difícil evaluar a qué grado se han implementado estas estrategias, si son inadecuadas para resolver los problemas del sector o si sólo ha faltado voluntad política y de los actores para desarrollarlas y permitir que cumplan sus objetivos.

Objetivos que siguen siendo de gran importancia para mejorar el sistema de salud, como lo es lograr una distribución más equitativa y equilibrada del personal sanitario en los ámbitos regional, urbano rural y por niveles de atención; mejorar las condiciones del ejercicio profesional en el sector; integrar progresivamente culturas médicas ancestrales y alternativas, tema que está incluido en el proyecto de Reforma a la Salud (Reforma a la Salud No Resuelve el Problema de Recursos Financieros que tiene el Sector); promover un ejercicio profesional ético, responsable y regulado; propiciar un talento humano en salud resolutivo frente a las necesidades del país, entre otros.

Incluso, recientemente, en el panel, Fortalecimiento del talento humano en salud para un mejor sistema realizado en el último Foro de Salud de la ANDI, varios académicos y exministros de salud hicieron referencia a la necesidad que hoy tiene el sector de lograr ese último objetivo mencionado de un talento humano más resolutivo. El presidente de la Academia Nacional de Medicina, Gabriel Carrasquilla, panelista en el foro afirmó que “en muchas ocasiones un médico general, por ejemplo, tiene que limitarse a remitir pacientes a otros niveles, pero no tiene la capacidad porque el sistema lo limita para poder tomar decisiones y resolver la situación de sus pacientes”

Esta incapacidad resolutiva, especialmente en el primer nivel de atención, es un problema de vieja data, incluso en el 2016 se afirmaba que los médicos generales del país solo resolvían 3 de cada 10 consultas de las que atendían y se reconocía que problema no estaba en sus capacidades sino en el funcionamiento predeterminado del sistema, Fernando Ruíz, exministro de Salud que en ese año fungía como viceministro, afirmaba entonces que el modelo de habilitación de servicios del sistema “promovió la atención de los pacientes en hospitales, a través de especialistas, y convirtió a los médicos generales en recitadores desde los primeros niveles”.

En el Foro de la ANDI se llegó a cuestionar si la escasez de especialistas en el país es un verdadero problema para el sistema de salud colombiano, o si la dificultad de fondo está en las limitaciones a la capacidad resolutiva de los médicos generales, ya que según afirmaciones de Gabriel Carrasquilla, ”el 80% de las condiciones de salud y enfermedad que se consultan pueden ser resueltas en el primer nivel de atención”, por lo que las constricciones al ejercicio profesional de los profesionales de la medicina general serían uno de los factores causantes de las dificultades de acceso y la deficiencia de la atenciones en salud, y la falta de especialistas no sería un problema tan grave para el sistema como parece ser.

Accede a la inteligencia de tu sector. 

Si quieres enfrentar los cambios del mercado de manera asertiva, suscríbete a ODA, y conoce todos los datos de tu sector.

Obtén el informe completo del sector de tu interés

Artículos del sector

VER TODOS LOS ARTÍCULOS DEL SECTOR

Carrito de la compra

0
image/svg+xml

No hay productos en el carrito.

Seguir comprando
Search

Sectorial 2022 – Prohibida su reproducción total o parcial