Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

La Historia detrás de la Feminista, Espía y Genio de la Moda, Coco Chanel

Comparte en redes sociales

Mientras las casas de moda la tildan como “La Grande Mademoiselle” o “genio y leyenda de la moda”, la historia detrás de esta diseñadora prodigiosa que revolucionó el modo de vestir femenino es mucho más oscura. Desde ser amante de uno de los personajes cercanos a Hitler, hasta intentar persuadir a Sir. Winston Churchill para que cediera a una tregua anglo-alemana, son varios los capítulos poco conocidos de Gabrielle Bonheur Chasnel, mejor conocida como Coco Chanel.

Elaboración Sectorial

Abandonada por su padre en un orfanato de monjas después de la temprana muerte de su madre. Fue durante esos años que aprendió la que sería su materia prima para la revolucionaria carrera de moda que emprendería: coser. Ya que no sabía hacer bocetos, esto se convirtió en su herramienta principal de trabajo.
Aunque no soñó en convertirse en la gran diseñadora que hoy reconoce el mundo, ser el centro de atención, brillar en las noches parisinas y ser controversial estuvo siempre en el foco de su vida. Después de abandonar el convento, se dedicó a cantar en La Rotonde, un lugar de diversión para los oficiales del ejército, donde dejaba oír su voz con temas como “Ko ri ko” y “Qui qu’a vu Coco?” (¿Quién ha visto a Coco?), el cual dio origen a su sobre nombre, Coco Chanel.
Su pésima voz la obligó a dejar los escenarios, pero ella se rehusaba a volver a su vida provinciana. Fue cuando conoció al adinerado burgués, Étienne Balsan, quién le mostró el lujo, el ocio y las carreras de caballos. Durante esta época comenzó a mostrar su irreverencia frente a la moda femenina del momento: no usaba corset, ni prendas que dejaran ver su figura, en cambio feminizó las prendas masculinas como los trajes de chaqueta, las camisas blancas de líneas rectas y los sacos de punto masculinos, convirtiéndose en un símbolo de la mujer moderna, activa y liberada.
A pesar de que era poco agraciada, su estilo siempre daba de qué hablar y no pasaba desapercibida frente a los caballeros. En una época donde las mujeres eran amas de casa, Chanel quería trabajar; fue entonces cuando decidió fugarse con el jugador de polo, Arthur Boy Capel a París. Allí decidió comprar una colección de sombreros en Galerías Lafayette y reformarlos, siendo su primera incursión oficial en la moda. Y el éxito a partir del cual surgió la primera tienda Chanel en Paris, en 1914, ubicada en el número 21 de la rue Cambon. Su repentino éxito la convirtió en menos de 5 años en empleadora de casi 400 personas.
Cuando Hitler invadió París en mayo de 1940 Coco Chanel tenía 57 años. Para entonces, ya era reconocida como ícono de la moda y una empresaria de prestigio con 4.000 empleados en sus diferentes talleres. Su ambición por el poder, el deseo de seguir siendo el centro de atención, apareciendo en fiestas y lugares propios de hombres de la época y el deseo a no renunciar a todo lo que había creado, la llevaron a aprovecharse de que los alemanes deseaban mantener la fama de la ciudad como capital de las artes y el entretenimiento, y continuó su vida en Paris. Hospedada en el Hotel Ritz, reconocido como centro de operaciones de los altos mandos del Reich, vivió allí como pareja de Hans Günther von Dinklage, durante la Segunda Guerra Mundial.
Fue en el 2014, con la desclasificación de documentos en el Ministerio de Defensa de Francia, que salieron a la luz las confirmaciones que prueban que la famosa diseñadora de modas, considerada uno de los personajes del siglo XX por la Revista Time, fue espía de los nazis durante la Segunda Guerra Mundial. Bajo el código: F-7124 la agente realizó misiones que la llevaban desde la comodidad del Ritz hasta las calles de Paris, ocupada por Hitler, o a la Madrid franquista. Aprovechándose de su popularidad y reconocimiento como modista francesa, tuvo misiones importantes, como reclutar personajes de la farándula cuyas simpatías antisemitas o anticomunistas pudieran orientarse hacia la causa hitleriana. Su misión más importante fue cuando pidió a una amiga cercana al Primer Ministro inglés que le consiguiera un acercamiento a Sir Winston Churchill para tratar de persuadirlo de una tregua anglo-alemana, para que Hitler pudiera ocuparse primero del frente ruso; misión que no fue exitosa.
Una vez derrotado el ejército Nazi huyó al exilio a Suiza, pero antes tuvo que tomar la decisión de cerrar sus tiendas parisinas. Fue detenida y llevada ante un comité de depuración que la interrogó durante un par de horas antes de dejarla marchar. Nunca más fue molestada. Nadie indagó. Muchos dicen que salió libre de cualquier proceso por la amistad que tenía con el Primer Ministro inglés.
En su afán por imponer la moda femenina para la mujer moderna, trabajadora y sobria, lanzó el impermeable, los trajes de tweed escocés con joyas llamativas, el zapato de punta redonda y, por supuesto, el célebre bolso con cadenitas doradas que se llevaba en bandolera. Entre sus creaciones está también “the little black dress” que ha sido desde entonces portada de todas las revistas de modas junto con el traje con falda y chaqueta a juego, de manga larga, sin cuello y ribeteado.
Ya después de su muerte, y gracias a Karl Lagerfeld, la casa Chanel pudo recobrar, a partir de 1983, su anterior esplendor. Gabrielle Bonheur Chasnel murió en el Hotel Ritz en París, a sus 88 años, cuando se encontraba preparando la que sería la última colección diseñada por ella.
Para suscribirse y recibir diariamente la actualidad informativa del sector de su interés, contáctenos.
 

Accede a la inteligencia de tu sector. 

Descarga información histórica, series de datos y compara variables con la plataforma de inteligencia ODA.

Obtén el informe completo del sector de tu interés

Artículos del sector

VER TODOS LOS ARTÍCULOS DEL SECTOR

Carrito de la compra

0
image/svg+xml

No hay productos en el carrito.

Seguir comprando
Search

Sectorial 2022 – Prohibida su reproducción total o parcial