Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Las Consecuencias Económicas de No Pensar para Hablar

Comparte en redes sociales

Responder en el  momento o no pensar antes de actuar, no sólo puede traer consecuencias a nivel personal, sino a nivel profesional y hasta económico. Es el caso de algunos escándalos protagonizados por figuras públicas que tras hacer  comentarios salidos de tono, además del rechazo de la gente, reciben efectos en su bolsillo.

Foto: www.sxc.hu (Autor: bizior)

En agosto de 2011, un escándalo envolvió a la Selección Colombia, tras conocerse que el entonces técnico, Hernán Darío “Bolillo” Gómez, había golpeado a una mujer en un bar de Bogotá. Para el Bolillo, este hecho no sólo tuvo implicaciones en su vida personal sino en el ámbito profesional, pues Bavaria, una de las empresas patrocinadoras de la Selección, pidió la renuncia del técnico.
La Federación Colombiana de Fútbol había anunciado que el escándalo del Bolillo no daba pie para pedir la renuncia del estratega, argumentando que se trataba de su vida personal,  pero su patrocinador oficial desde 1990, Bavaria,  pidió  su renuncia. El presidente de asuntos corporativos de la compañía cervecera, Fernando Jaramillo, indicó que prefería que el técnico no estuviera en la Selección, lo que llevó a la determinación de despedir a Gómez, pues de no ser así se correería el riesgo de perder los $15.000 millones de pesos que actualmente invierte la compañía.
Un caso similar tuvo lugar en los Estados Unidos, cuando fue revelada una grabación del dueño de los Clippers de Los Ángeles, Donald Sterling. En la cinta de 10 minutos, publicada por el portal TMZ, se escucha a Sterling regañar a una mujer por publicar fotos en las redes sociales de ella acompañada con personas de raza negra, incluyendo una con el exjugador e integrante del salón de la fama de la NBA, Magic Jhonson.
Tras la tormenta desatada por los comentarios del empresario, los directivos de la NBA tomaron la decisión de despedir de por vida a Sterling de cualquier evento de la NBA y de imponerle una multa por 2.5 millones de dólares.
En la actual contienda electoral la fórmula vicepresidencial de Santos, Germán Vargas Lleras, cayó en el error de no pensar antes de hablar, al decirle a uno de los asistentes de una concentración política, “gamín”. El video, rotado en las redes sociales fue aprovechado por sus contrincantes que, además de rechazar la falta de respeto, aprovecharon para desligitimar su campaña, lo que trajo consecuencias económicas al tener que invertir en estrategias que busquen olvidar el hecho.
Años atrás, en mayo de 2012, la política fue marcada por un escándalo protagonizado por el diputado de Antioquia, Rodrigo Mesa, al afirmar que “la plata que se invierta en el Chocó es como meterle perfume a un bollo”, el político fue sancionado e inhabilitado inicialmente por 13 años, que bajó a 5 meses luego de presentar un recurso de apelación ante la Procuraduría. Al regreso de su sanción, el diputado Mesa nuevamente estuvo en el ojo del huracán, por repartir dinero en la asamblea a la persona que se le acercara. La sanción y la posterior polémica dejaron a Mesa sin unos pesos menos en su cuenta.
Los anteriores casos son el claro ejemplo de que un lapsus mental o un momento de irracionalidad,  además de ser vergonzoso y de generar rechazo, también puede traer consecuencias económicas.

Accede a la inteligencia de tu sector. 

Si quieres enfrentar los cambios del mercado de manera asertiva, suscríbete a ODA, y conoce todos los datos de tu sector.

Obtén el informe completo del sector de tu interés

Artículos del sector

VER TODOS LOS ARTÍCULOS DEL SECTOR

Carrito de la compra

0
image/svg+xml

No hay productos en el carrito.

Seguir comprando
Search

Sectorial 2022 – Prohibida su reproducción total o parcial