Transformamos la información sectorial en estudios para identificar oportunidades en tu empresa

Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Los Retos del DANE para Emitir un Concepto Real Sobre el Mercado Laboral Colombiano

Comparte en redes sociales

El nuevo reto que se ha planteado el Dane, según su director Mauricio Perfetti, es mejorar la calidad de los datos del mercado laboral, especialmente en el tema de ingresos y gastos para hacer una mejor caracterización de los empleados independientes y del empleo en la zona rural, además para que la información sobre el campo tenga más utilidad a la hora de elaborar indicadores de pobreza.

Foto: www.sxc.hu Autor: gokoroko

Este propósito del organismo y los buenos resultados que se han anunciado sobre la dinámica del mercado laboral ponen sobre la mesa asuntos relacionados con la forma en que en Colombia se miden las variables relacionados con el trabajo y la coherencia de estas cifras con la realidad de miles de ciudadanos que deben encontrar una oportunidad en este mercado para propiciarse medios de subsistencia.
Es a través de la Gran Encuesta Integrada de Hogares (GEIH), aplicada desde el año 2006, que el Dane obtiene información sobre diferentes características y condiciones de la población colombiana, algunas de estas son: edad, sexo, nivel educativo, ubicación, características de la vivienda, empleo, ingresos y afiliación a seguridad social.
La información que se logra capturar a través de la GEIH es representativa a nivel nacional regional y departamental, y ésta integra la información que antes se obtenía de la Encuesta Continua de Hogares, la Encuesta de Ingresos y Gastos y la Encuesta de Calidad de Vida.
A partir del año 2012 la encuesta se realiza teniendo participación de las 32 principales ciudades capitales y en las cabeceras y resto (símil de áreas rurales) de alrededor de 443 municipios del país, recopilando trimestralmente información de unos 66.000 hogares colombianos.
Uno de los módulos de la GEIH corresponde al mercado laboral y su objetivo es proporcionar información del tamaño y estructura de la fuerza de trabajo, para la definición de las variables el Dane se fundamentó en las recomendaciones y guías de la Organización Internacional del Trabajo, OIT.
La población en edad de trabajar (PET) corresponde a las personas mayores de 12 años en el área urbana y mayores de 10 años en el área rural, la población económicamente activa (PEA) es aquella que está en edad de trabajar y que efectivamente lo hace o está buscando hacerlo, y dentro de esta encontramos a aquellas personas que están ocupadas y las desempleadas.
Para los cálculos que realiza el Dane, una persona se cataloga como ocupada si trabaja por lo menos una hora remunerada en la semana, que se toma de base para las preguntas o semana de referencia; los que no trabajaron esa semana pero manifestaron tener un trabajo y  los trabajadores familiares que no recibieron remuneración pero que laboraron al menos una hora.
También se especifican definiciones para el desempleo como: personas sin empleo en la semana de referencia, los que hicieron diligencias para encontrar empleo o tenían motivos justificados de desánimo para no realizar la búsqueda y que además tenían la disponibilidad para laborar en caso haber encontrado una oportunidad de empleo.
Bajo estas definiciones, para el mes de marzo la tasa de desempleo en el país fue de 8.9% y la tasa de ocupación se ubicó en 58.2%,  cifras alentadoras para el desempeño económico del país. Pero resulta que dentro de este porcentaje de ocupación se encuentran personas que laboraron por lo menos un hora en el periodo de referencia y personas que incluso no recibieron una contraprestación por sus labores, esto hace plantearse preguntas como: ¿será que con los ingresos generados por un par de horas laboradas en la semana una persona puede propiciarse condiciones adecuadas para garantizar niveles mínimos de calidad de vida?, ¿qué proporción de estas personas se encuentra laborando en la informalidad y no cuentan con garantías laborales?, ¿cuántos son subempleados porque sus labores no cumplen sus expectativas de desarrollo de competencias y de tiempo dedicado a laborar?
Por ejemplo, la Red Colombiana de Ciudades Cómo Vamos, RCCCV, realizó un análisis de la incidencia del desempleo juvenil en diferentes áreas metropolitanas, encontrando que en las principales ciudades el desempleo juvenil está entre el 14.5% y el 22.4%. La tasa de subempleo subjetivo para el mes de marzo se ubicó en 27.9%, cifra dentro de la cual se cuentan personas que consideran que el empleo que tienen en la actualidad es insuficiente por horas, por la incoherencia entre las competencias que poseen las personas y las actividades que deben desarrollar o por los ingresos que perciben por su trabajo.
El análisis del mercado laboral debe contemplarse de una manera más completa, y no reducirse a presentar la cifra de desempleo como concluyente sobre la realidad laboral del país, si bien es ilustrativa, no se pueden dejar de lado consideraciones inherentes a la calidad de empleo de los colombianos.

Fuente: Datos Dane y Red Colombiana de Ciudades Cómo Vamos

Artículos relacionados:

Características de la Formalidad Laboral en Colombia
Reforma Tributaria, Impuestos e Informalidad
El Desequilibrio en la Generación de Empleo en las Economías del Mundo

Déjanos tus datos para recibir un informe gratis del sector

Accede a la inteligencia de tu sector. 

Si quieres enfrentar los cambios del mercado de manera asertiva, suscríbete a ODA, y conoce todos los datos de tu sector.

Compra el informe completo del sector de tu interés

Artículos del sector

VER TODOS LOS ARTÍCULOS DEL SECTOR

Carrito de la compra

0
image/svg+xml

No hay productos en el carrito.

Seguir comprando
Search

Sectorial 2022 – Prohibida su reproducción total o parcial