Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Los Riesgos Mundiales de 2012

Comparte en redes sociales

Con objeto del Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en ingles) en Davos (Suiza), previamente se presenta el informe sobre riesgos mundiales basado en una encuesta hecha a 469 expertos de la industria, gobierno, academia y sociedad civil. La encuesta captura el impacto y la probabilidad de ocurrencia de 50 riesgos, y cómo estos se interconectan. Estos riesgos están divididos en 5 categorías: económicos, ambientales, geopolíticos, sociales y tecnológicos.
El reporte también identifica 5 centros de gravedad, uno para cada categoría, estos son: desbalances fiscales crónicos, aumento de las emisiones de gases de efecto invernadero, fallas de gobierno mundiales, crecimiento insostenible de la población y fallas en los sistemas críticos. Cada uno de estos está conectado por 4 conectores críticos: disparidad de ingresos severa, fallas mayores de los sistemas financieros, consecuencias negativas no previstas de la regulación y volatilidad extrema en los precios de la energía y la agricultura. En total hay 449 interconexiones.
El reporte examina a profundidad ‘tres casos de riesgos’ que muestran como los riesgos interconectados ya se están manifestando. Estos son llamados: ‘las semillas de todo lo malo’, ‘qué tan seguros son nuestros guardianes’ y ‘el lado oscuro de la conectividad’. El reporte también expone unos ‘Factores x’, los cuales se refieren a preocupaciones emergentes con consecuencias no vistas que se deben tener en cuenta en futuras investigaciones. Estos incluyen invierno volcánico (reducción de temperatura motivada por ceniza volcánica y motas de ácido sulfúrico obstaculizando el paso de los rayos del Sol. Este fenómeno suele originarse tras una erupción volcánica), ‘neotribalismo cibernético’ (subculturas polarizadas que crean comunidades virtuales que pueden afectar los regímenes políticos en el mundo real) y epigenética (un nuevo campo de estudio que sugiere que los productos y experiencias pueden impactar la genética humana de una forma no esperada, lo cual puede traer riesgos no previstos). De igual forma, el reporte presenta un análisis preliminar del tsunami de Japón.
La principal motivación del reporte es ser una herramienta de ayuda para que los países, comunidades y compañías trabajen juntos ahora, antes que los riesgos se conviertan en problemas mayores mañana.
Los riesgos
El riesgo con mayor impacto según los expertos sería el de una falla financiera mayor, mientras el de mayor probabilidad sería disparidad en los ingresos. El riesgo de menor probabilidad es el de militarización del espacio y el de menor impacto, proliferación de basura espacial. Otros riesgos destacados por su impacto y alta probabilidad son los desbalances fiscales crónicos, crisis en el suministro de agua, hambrunas, terrorismo, aumento de gases de invernadero, volatilidad extrema en los precios de energía y agricultura, ciber ataques, entre otros.
En cambio, llama la atención que riesgos como mal manejo de la inflación o deflación, fuerte desaceleración de una economía emergente, consecuencias negativas de la regulación y políticas no efectivas contra la droga carezcan de una mayor relevancia. Como dato adicional, los fallos en la regulación a favor de la propiedad intelectual, tema álgido a raíz de la ley SOPA, parece no ser un riesgo importante de cara al futuro, según los expertos.
El panorama ha cambiado bastante si se tiene en cuenta que el año pasado los tres riesgos con mayor probabilidad eran catástrofes meteorológicas, catástrofes hidrológicas y corrupción, mientras antes de ese año se destacaban el colapso del precio de los activos y la desaceleración de la economía china. Por su impacto, se destacaban una crisis fiscal, la misma de los activos, conflictos geopolíticos, enfermedades crónicas y una disminución en la globalización (en países desarrollados).
Las semillas de todo lo malo
Originalmente se llama “seeds of dystopia”. Dystopia describe lo que pasa cuando los intentos por construir un mundo mejor salen mal sin intención. Este caso considera cómo las tendencias fiscales y demográficas pueden reversar las ganancias traídas por la globalización y provocar la aparición de una nueva clase en algunos estados frágiles –países que tuvieron una buena calidad de vida y cayeron en una anarquía que les impide cumplir con sus obligaciones fiscales y sociales.
Tales estados podrían ser economías desarrolladas donde los ciudadanos lamentan la pérdida de ciertos derechos sociales, economías emergentes que fallan al proveer oportunidades a su población joven o al reparar su creciente inequidad, o países no desarrollados donde el bienestar y las ganancias sociales están declinando.
Este caso muestra que una sociedad que continúa en la siembra de estas semillas – fracasando en el manejo del envejecimiento de la población, del desempleo juvenil, del aumento de la inequidad y de los desbalances fiscales – puede esperar un mayor padecimiento social e inestabilidad en los años venideros.
Qué tan seguros son sus guardianes?
El análisis de los riesgos globales arrojó que el riesgo de consecuencias negativas no intencionadas de la regulación estaba estrechamente conectado con varios riesgos más. Esto indica una gran debilidad en la regulación y sugiere que podemos estar fallando en nuestra capacidad de proteger los sistemas que sustentan el crecimiento y la prosperidad. Para que a protección logre el balance adecuado –ni muy laxo que falle, ni muy estricto que lleve a consecuencias peligrosas- se necesita una aproximación más flexible y futurista.
Esto aplica a diversos temas, como finanzas mundiales, redes de transporte, ciencia emergente y nuevas tecnologías, escasez de recursos, el clima y la biodiversidad. Los procesos actuales para formular la regulación tienden a enfocarse en industrias especificas, sectores o acciones, y son usualmente muy complicados, inadecuados, fragmentados y lentos para responder al acelerado cambio global. Un cambio en la mentalidad es necesario, de forma que las políticas, regulaciones o instituciones puedan ofrecer protección vital de una forma más ágil y cohesiva.
El lado oscuro de la conectividad
La infraestructura crítica que sostiene nuestra vida diaria cada vez depende más de sistemas en línea hiperconectados. Mientras tradicionalmente se han necesitado cantidades significativas de recursos para generar consecuencias devastadoras a grandes poderes geopolíticos y corporativos, ahora es posible que personas con mucha habilidad puedan hacer este daño a través de los sistemas de redes computacionales de forma remota y anónima (un buen ejemplo de esto es Anonymus).
A medida que el poder cambia del mundo físico al virtual, un nuevo paradigma para asegurar un espacio digital sano debe emerger. Este caso evidencia la importancia de alinear los incentivos de forma que la infraestructura crítica para el transporte de información tenga futuro.   La seguridad en línea es un bien público, y nuevos mecanismos son requeridos urgentemente para asegurar la inversión privada en la exploración de puntos vulnerables de los sistemas actuales antes de que puedan ser explotados con fines poco sanos.
*Con información del World Economic Forum – WEF

Accede a la inteligencia de tu sector. 

Si quieres enfrentar los cambios del mercado de manera asertiva, suscríbete a ODA, y conoce todos los datos de tu sector.

Obtén el informe completo del sector de tu interés

Artículos del sector

VER TODOS LOS ARTÍCULOS DEL SECTOR

Carrito de la compra

0
image/svg+xml

No hay productos en el carrito.

Seguir comprando
Search

Sectorial 2022 – Prohibida su reproducción total o parcial