Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Paraísos Fiscales, ¿Responsables de la Desigualdad Mundial?

Comparte en redes sociales

Recientemente la Unión Europea (UE) cambió su lista de países con categoría de paraíso fiscal. A su lista negra añadió diez países y su lista “gris” aumentó a 44. Esta noticia volvió a poner sobre la mesa la discusión sobre la moralidad de los países con estas prácticas tributarias. (Lea también: Panamá, Un Paraíso Pero No Fiscal)

Fuente imagen: shutterstock

Un paraíso fiscal es un territorio que mediante beneficios tributarios atrae inversión extranjera. La mayoría de las veces son países que no cuentan con un buen desarrollo productivo y por lo tanto recurren a los inversionistas internacionales para atraer recursos. Estas zonas tienen varias características en común: guardan secreto financiero y bancario, es decir mantienen absoluta privacidad sobre la identidad de las personas o sociedades dueñas del dinero o empresas; tienen libertad en movimientos de dinero, esto quiere decir cuentan con bajos costos de transacción y por último, la característica más importante es que tienen una exención total de impuestos a los beneficios de las sociedades o el porcentaje de tributación es muy bajo.
Popularmente se ha asociado a los paraísos fiscales con ilegalidad: lavado de activos, dineros para financiar el terrorismo y muchos casos han sido comprobados; sin embargo, tener dinero de procedencia legal en estas zonas no es delito, la ilegalidad comienza cuando no se declaran los recursos o activos en el país de origen pues es una forma de evadir impuestos.
Cada nación tiene su propia lista de paraísos fiscales, la cual publica anualmente y dentro de los criterios para hacer esta clasificación tiene: nivel de transparencia, intercambios de información, prácticas fiscales perjudiciales, cumplimiento de normas internacionales y tasa impositiva 0% o muy cercana a 0. A la lista de la UE pertenecen: Samoa Americana, Guam, Samoa, Trinidad y Tobago, Islas Vírgenes (EE UU), Barbados, Emiratos Árabes Unidos, Islas Marshall, Aruba, Belice, Bermudas, Fiji, Omán, Vanuatu y Dominica. Mientras en Colombia el Ministerio de Hacienda clasificó como paraíso fiscal a: Anguila, Isla de Man, Islas Caimán, Islas Vírgenes Británicas, Jersey, Andorra, Chipre, Leichtenstein, Bermudas, Guernesey y recientemente tras el escándalo de los “Panamá Papers” añadió a Panamá. (Le puede interesar: El Mundo Post Panamá Papers)
Debido al secreto financiero y triangulación de recursos ha sido muy difícil cuantificar el valor real de lo que el mundo tiene depositado en paraísos fiscales. (Lea también: ¿Qué es el Índice de Secreto Financiero?) Cálculos de economistas como Thomas Piketty han alertado que desde el comienzo de siglo a hoy la cifra se ha disparado en un 1400%. Piketty, estimó que alrededor de la mitad del comercio mundial pasaba por paraísos fiscales y que en depósitos la cifra podría ascender a 24 billones de euros, cerca de un tercio del PIB mundial. En el 2017, el Tax Justice Network, organismo sin ánimo de lucro dedicado a la investigación fiscal mundial, calculó los recursos en 12 billones de dólares, pero esta cifra no reflejaba el valor de los activos como bienes inmobiliarios.
Los impuestos son la base para una convivencia social organizada e igualitaria. Se calcula que alrededor del 1% de la población mundial posee el 82% de la riqueza global y son quienes tienen sus recursos en paraísos fiscales. Esconder el dinero no permite que el Estado tribute acertadamente. Cuando hay fuga de capitales hacia los paraísos fiscales, las naciones de origen quedan descapitalizadas y tienen que recurrir al endeudamiento externo. Además, para compensar la pérdida aumenta los impuestos a la clase media y al consumo directo, perjudicando a la clase trabajadora y poblaciones que sí tributan (que no puede escapar de los impuestos) haciéndolos más vulnerables e impidiendo su avance económico y social.
A futuro no se ven muchos cambios en la agenda mundial para acabar con estas jurisdicciones no cooperativas en el ámbito fiscal pues el mayor problema es que los paraísos fiscales se benefician principalmente de la elite financiera, incluidos algunos políticos y sus donantes de campañas quienes no tienen ningún interés en acabar con ellos.
Le puede interesar:

¿En qué se Basará la Reforma Tributaria de Duque?
¿Quién Gana con el Programa de Obras por Impuestos?

Accede a la inteligencia de tu sector. 

Si quieres enfrentar los cambios del mercado de manera asertiva, suscríbete a ODA, y conoce todos los datos de tu sector.

Obtén el informe completo del sector de tu interés

Artículos del sector

VER TODOS LOS ARTÍCULOS DEL SECTOR

Carrito de la compra

0
image/svg+xml

No hay productos en el carrito.

Seguir comprando
Search

Sectorial 2022 – Prohibida su reproducción total o parcial