Transformamos la información sectorial en estudios para identificar oportunidades en tu empresa

Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Privatización Empresas Estatales y el Caso de Isagen

Comparte en redes sociales

En el sentido estricto el término privatización hace referencia a la cesión de una propiedad pública al sector privado, e implica que muchas actividades económicas productivas estén condicionadas a los objetivos que persiga el Estado, siempre y cuando estén alineados con los planteamientos de las leyes nacionales.

commons.wikimedia.org Autor: The Rjcastillo

La enajenación de empresas de propiedad estatal tiene sus amigos y enemigos. Los primeros argumentan que estas compañías son poco eficientes, presentan altos niveles de corrupción, además la venta implica el ingreso de recursos que se pueden invertir en activos y obras que generen mayores niveles de rentabilidad, y posteriormente representarán impuestos para el país que en algunos casos serán superiores a los beneficios que se obtenían de la empresa con administración estatal.
Los detractores creen que las razones a favor de un negocio de este tipo son acordes con una visión cortoplacista pues perder una empresa estatal es renunciar a un flujo de recursos que en muchas ocasiones es superior al valor que se percibe, además el hecho de vender la empresa de propiedad pública no reduce la corrupción, simplemente la desplaza a otros sectores. También consideran que la actividad productiva de muchas empresas del gobierno, principalmente las de servicios públicos, favorece a la sociedad por la vía de menores tarifas, subsidios a estratos bajos e inversión en obras sociales que el sector privado tal vez no realizaría.
En Colombia las privatizaciones se hicieron populares en la década de los noventa con la venta de las termoeléctricas de Cartagena y Tasajero y posteriormente vinieron otras como Cerrejón y Telecom. La más reciente propuesta de privatización corresponde a la venta de Isagen que se tenía prevista para el mes de agosto de 2014 pero que finalmente fue pospuesta por un año, según información de diarios nacionales, a petición de los interesados en participar en el proceso.
Algunos oferentes consideraron que el proyecto hidroeléctrico Hidrosogamoso que para esa fecha aún no había culminado y que actualmente se encuentra en operación era un elemento que le añadía incertidumbre al proceso de negociación, por lo que requerían más tiempo para analizar el activo.
Este aplazamiento según el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, también permitirá que ingresen más participantes, incrementando la competencia entre los oferentes y posiblemente maximizando el valor que se perciba por la empresa.
Los recursos de esta venta (57,61% de las acciones que el Estado posee en la compañía) estarían destinados a los proyectos de infraestructura de cuarta generación por una cifra que en su momento se consideró no fuera inferior a los 4.5 billones de pesos, pero dado que el valor de la compañía ha venido aumentando, la cifra exigida deberá ser mayor y estar cercana  a los 5 billones de pesos.
Los proponentes que se precalificaron en el 2014  son provenientes de Estados Unidos, Francia, China y España. Parece que el futuro dueño de Isagen no será colombiano a pesar de que compañías como la Empresa de Energía de Bogotá (EEB) habían manifestado su interés.
Vale la pena recordar que Isagen es la tercera empresa en generación de energía de Colombia, se encuentra entre las 40 que más ingresos generan al país, operando en un  sector de alta rentabilidad que ofrece grandes beneficios a muchos regiones y que tal vez en manos de privados podría llegar a operar de manera oligopólica con importantes consecuencias en los precios.
No parece claro que tan buen negocio puede resultar la venta de una estatal. Gremios como Anif consideran que este ha sido un proceso exitoso en el país y que ha generado importantes recursos para la inversión. El ministro de Hacienda considera que la venta de Isagen equivale a intercambiar un activo por otro. Para otros, el Estado ha sido malo negociando las acciones estatales en empresas productivas,  con la sorpresa de que en un pequeño lapso las empresas incluso han triplicado su valor, es el caso de Carbocol y Ecopetrol.

Accede a la inteligencia de tu sector. 

Si quieres enfrentar los cambios del mercado de manera asertiva, suscríbete a ODA, y conoce todos los datos de tu sector.

Obtén el informe completo del sector de tu interés

Artículos del sector

VER TODOS LOS ARTÍCULOS DEL SECTOR

Carrito de la compra

0
image/svg+xml

No hay productos en el carrito.

Seguir comprando
Search

Sectorial 2022 – Prohibida su reproducción total o parcial