Transformamos la información sectorial en estudios para identificar oportunidades en tu empresa

Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

¿Qué le Pasa al Cerebro Mientras se Trabaja Escuchando Música?

Comparte en redes sociales

Escuchar música en el trabajo puede darle a un empleado un impulso de productividad. Esta es una práctica frecuente entre muchas personas, pues la música brinda valor a los momentos y enriquece la vida de los individuos. Sin embargo, no es algo recomendable en todo momento, ni para todos los cargos. Por este motivo, algunas personas manifiestan sentirse cómodos con el sonido, mientras que a otros les genera una carga adicional en sus labores.

Fuente imagen: shutterstock

Son varias las investigaciones adelantadas sobre este tema a lo largo del tiempo. En 1980, la Universidad de Yamaguchi, en Japón, realizó un estudio a profundidad sobre la música, en el que se analizaron diferentes procesos neurológicos a partir de la entrada de sonido al cerebro y se llegó a la conclusión de que, mientras más significado tengan las melodías, más desviará el cerebro su concentración hacia la música. De esta forma, en el momento en que una persona escucha a su artista favorito, la mayor parte de su atención se centra en la música y no en la actividad que realiza en el momento.
Articulo relacionado: Las Bandas que Cambiaron la Industria Musical
En esta misma línea, se encuentran los procesos de aprendizaje, en los que se requiere que el cerebro recopile, analice e interprete información. Al escuchar música, el cerebro procesa en simultáneo las letras de las canciones, el ritmo y el orden de lo que se escucha, por lo que las instrucciones o el conocimiento que recibe la persona en el momento pueden interpretarse y almacenarse de manera errónea, configurando otro escenario en el que es mejor no reproducir música.
Por el contrario, en un ambiente de trabajo ruidoso, con mucha distracción, el cerebro tratará de interpretar todos los sonidos presentes en el ambiente. Escuchar música en ese espacio es algo recomendable, ya que bloquea la entrada excesiva de ruido y contribuye con una sensación de tranquilidad.
También, escuchar música en un trabajo mecánico o repetitivo puede incrementar considerablemente la productividad, gracias a que se alcanza una mayor velocidad en las tareas y se comete una menor cantidad de errores, pues la música libera neurotransmisores que hacen sentir cómodas a las personas, con efectos comparables a los que produce la dopamina.
Lea también: La Tecnología y la Productividad Laboral No Van de la Mano
Por último, escuchar canciones nuevas es algo que genera gran interés, por lo que el cuerpo libera un mayor nivel de dopamina y la atención se centra en el proceso más atractivo, que en este caso es la melodía, comprometiendo el trabajo.
Por esta razón, dependiendo del contexto, la profesión y la tarea que se realice, la música puede ser un arma de doble filo, ya sea que represente un impulso de productividad exponencial o que se convierta en un elemento distractor y que bloquea la capacidad de procesar los pensamientos.
Es recomendable que, si se quiere escuchar música, se reproduzca una lista con canciones conocidas y preferiblemente sin letra. Si se quiere aprender algo, escuchar música antes de comenzar puede aumentar el estado de ánimo, generando mejores sensaciones para el aprendizaje y el almacenamiento de información.
Le podría interesar: Como Mejorar la Productividad en el Trabajo

Accede a la inteligencia de tu sector. 

Si quieres enfrentar los cambios del mercado de manera asertiva, suscríbete a ODA, y conoce todos los datos de tu sector.

Obtén el informe completo del sector de tu interés

Artículos del sector

VER TODOS LOS ARTÍCULOS DEL SECTOR

Carrito de la compra

0
image/svg+xml

No hay productos en el carrito.

Seguir comprando
Search

Sectorial 2022 – Prohibida su reproducción total o parcial