Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Superada la Pandemia, las Economías Enfrentarán Presión Fiscal, Abundante Liquidez, Bajo Crecimiento y Crisis Social

Comparte en redes sociales

El mundo se encuentra a la expectativa de materializar la recuperación económica en 2021 con una vacunación masiva desde mediados del próximo año (Herramientas Gratuitas de Seguimiento a la Erradicación del Covid-19). Superada la pandemia, en general, los países enfrentarán presiones fiscales, excesos de liquidez, bajo crecimiento y crisis social. Colombia comienza el proceso de negociación de salario mínimo para 2021, los analistas de mercado estiman ajustes entre 2,5% y 3% frente a solicitudes de las centrales obreras por el 14%.

Fuente imagen: shutterstock

Tras los efectos de la crisis del gran aislamiento vividos en 2020, los países tienen expectativas de recuperarse en 2021. Pese a los desafíos que aún persisten por la segunda ola de covid-19, los mercados están optimistas por las vacunas que están en desarrollo (Fases para el Desarrollo de una Vacuna (Infografía)). Según Goldman Sachs Group, se estima que un alto número de personas de las principales economías desarrolladas accedan a la vacuna para mediados del próximo año.
Para la economía colombiana en 2021, el economista Mauricio Reina, de Fedesarrollo, ha hecho referencia a cuatro circunstancias o “grietas” que van a marcar el curso de nuestro país y en general del mundo. Asimismo, advirtió sobre el crecimiento de 2022 que estará determinada por el resultado de las elecciones presidenciales.
Las “grietas” que menciona Mauricio Reina son las siguientes:
Presiones fiscales: los países quedarán desbalanceados en términos fiscales después de esta crisis. Todas las economías han deteriorado su posición fiscal, la de algunos países de América Latina han sido más evidentes y traerá complicaciones en el corto plazo porque los presidentes buscan aumentar su popularidad como es el caso de Brasil, donde Bolsonaro ha incrementado el gasto del Gobierno, que si bien se ha traducido en mejoras económicas, también implica un alto descuadre fiscal.
Para el caso de Colombia, el desajuste fiscal de 2020 es alto, pese a que el Gobierno ha sido prudente a la hora de enfrentar la crisis, teniendo en cuenta que un país puede gastar en función de su capacidad fiscal y antes de la crisis ya había un déficit moderado, lo que no permitió tener una mayor capacidad de reacción.
Colombia está limitado por el déficit fiscal y el endeudamiento, hay necesidad de estimular la economía, pero a la vez ser prudente frente a sus cuentas, porque las calificadoras de riesgo evalúan el nivel de endeudamiento y la capacidad de pago. Si esta calificación la disminuyen un par de escalones se pierde el grado de inversión y automáticamente saldrían del país inversionistas institucionales como los fondos de pensiones de Estados Unidos y otros que solo invierten si el país tiene grado de inversión. “Una salida de capitales llevaría a un encarecimiento del precio del dólar, aumento de la tasa de cambio y presiones inflacionarias que llevarían al Banco de la República a subir las tasas de interés”, así lo expresó el investigador de Fedesarrollo.
Es por esto que el Gobierno ha tratado de mantener un nivel de endeudamiento y de gasto que permitan una mejoría en 2021, para lo cual será necesario un ajuste de las finanzas públicas (¿Qué es la Regla Fiscal y Cómo Afecta al País su Flexibilización?). Analistas indican que el país deberá entrar en un proceso de reforma tributaria en 2021, ya que el recaudo que hace como porcentaje del PIB (menos del 20%) sigue siendo bajo respecto a los países de América Latina, lo que lleva a concluir que se pueden hacer ajustes tributarios teniendo en cuenta la situación económica y de desempleo actual. La proyección del Gobierno de déficit fiscal es del 8,9% del PIB.
Abundante liquidez: Como consecuencia derivada de la crisis, la economía mundial tiene gran cantidad de dinero circulando. Los bancos centrales han inyectado gran cantidad de recursos para tratar de frenar la caída en la actividad productiva, pero esto tiene implicaciones importantes, puesto que sumado a las bajas tasas de interés no está permitiendo identificar cuáles son las empresas “zombies” es decir, empresas que operativamente son insostenibles, pero que están sobreviviendo a punta de las ayudas, pero no cuentan con capacidad de pago para sus deudas ni como expandir su actividad productiva (¿Qué son las Compañías Zombies?).
Por otra parte, la abundancia de liquidez también está llevando a que las economías emergentes tengan una situación cambiaria relativamente estable, a pesar de la caída en el precio del petróleo y la incertidumbre del mercado, para Colombia las tasas de cambio no han implicado problemas graves, puesto que siguen entrando recursos a la economía, pero esta situación puede cambiar cuando se revierta la situación de liquidez internacional, lo que se traducirá en presiones en la tasa de cambio y posibles intervenciones del Banco de la República.
Bajo crecimiento en el mundo: China es la única economía de gran tamaño con crecimiento positivo en el mundo, el resto de países están presentando contracciones en su actividad productiva. El bajo crecimiento implica una recuperación lenta y unos cambios estructurales que redefinen la importancia de algunos sectores que ya no tienen el potencial que tenían anteriormente, lo que hace que la productividad de la economía sea baja en términos generales mientras se presenta un ajuste y reorganización de las actividades económicas que pasan a ser las más relevantes (Recuperación Completa de la Economía se Daría en 2022).
Crisis social: El recrudecimiento de la pobreza, desempleo alto, generación de puestos de trabajo de menor calidad, mayor informalidad y menores ingresos son causas que han acrecentado la desigualdad social.
Comenzando diciembre se tiene la puja por salario mínimo, el gerente del Banco de la República de Colombia, Juan José Echavarría expresó que, pese a que se ha visto una mejoría, el mercado laboral sigue reflejando severos problemas de carácter estructural, mencionando que “si tuviéramos cifras de desempleo menores a las de otros países de la región sería mejor. Si engancháramos más trabajadores, el país crecería más y la miseria humana se reduciría. Es fundamental reducir el desempleo al 5% o al 6% eso se puede lograr”.
El indicador de desempleo se ha mantenido cerca al 10% a lo largo de la historia, sin embargo, en medio de la pandemia esta tasa alcanzó el 20%. Este factor es de suma importancia para calcular el incremento en el salario mínimo, los analistas del mercado concuerdan con que se debe tener en cuenta las expectativas de inflación y la productividad del país.
Por otra parte, la codirectora del emisor, Carolina Soto, señaló que el mercado laboral tiene costos elevados que limitan la contratación, por lo cual la falta de flexibilidad se convierte en uno de los principales causantes de que la formalidad laboral sea baja. Es por esto que, el mercado está a la espera de que el Gobierno presente una reforma laboral en 2021 donde se establezca una reducción en el costo de la contratación.
Instituciones como Fedesarrollo consideran que un aumento por encima del 2,5% en el ingreso base de la economía, pondría en jaque el mercado laboral colombiano, señalando que hay dos variables fundamentales que deben tenerse en cuenta y son la inflación y la productividad laboral , ante lo cual el director de Fedesarrollo, Luis Fernando Mejía recalcó que la inflación es muy baja “ya estamos alrededor del 1,75% y los analistas del mercado prevén un 1,80%, muy seguramente el dato estará por debajo del 2%”. Respecto a la segunda variable, Mejía indicó que, a mayor crecimiento económico más producción de bienes y servicios, sin embargo, la actividad económica viene a un ritmo muy lento (Definición Salario Mínimo para 2021 en Medio de la Pandemia del Coronavirus).
Por su parte, desde ANIF proponen que el incremento en el salario mínimo sea entre el 2% y 3%, argumentando también que un aumento por encima de este porcentaje pondría en riesgo la sostenibilidad de la recuperación económica y la creación de empleo formal.
En contraste, las centrales obreras presentaron la propuesta de que el incremento fuera cercano al 14%, con la intención de llevar el monto del salario mínimo al millón de pesos.
Cifras: Bancolombia, Banco de Bogotá, BBVA e Itaú. Elaboración Sectorial

Cifras: Banco de la República. Elaboración: Sectorial
También te puede interesar:Ni V, U, L o W; la Recuperación Económica del Mundo se Dará en Forma de K

Accede a la inteligencia de tu sector. 

Si quieres enfrentar los cambios del mercado de manera asertiva, suscríbete a ODA, y conoce todos los datos de tu sector.

Obtén el informe completo del sector de tu interés

Artículos del sector

VER TODOS LOS ARTÍCULOS DEL SECTOR

Carrito de la compra

0
image/svg+xml

No hay productos en el carrito.

Seguir comprando
Search

Sectorial 2022 – Prohibida su reproducción total o parcial