Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

TLC Colombia – Estados Unidos: ¿Mal Negociado o No Estábamos Preparados?

Comparte en redes sociales

El Tratado de Libre Comercio (TLC) representa un acuerdo bilateral que crea una zona de libre comercio para bienes y servicios, reduciendo o eliminando aranceles con el fin de ampliar el mercado entre los países participantes. El TLC entre Colombia y Estados Unidos, que entró en vigor el 15 de mayo de 2012, buscaba precisamente eliminar barreras comerciales y fomentar la inversión entre ambas naciones, cubriendo una amplia gama de sectores como manufactura, agricultura, servicios financieros y telecomunicaciones, entre otros. 

Colombia USA

Estados Unidos es el principal destino de las exportaciones colombianas. De enero a octubre de 2022, recibió el 25.55% del total de las ventas internacionales de Colombia a nivel global. Este porcentaje se compone un 47.8% de bienes del sector minero energético y un 52.2% de bienes no minero energéticos.

Sin embargo, con el paso del tiempo, se han vislumbrado desafíos y desequilibrios en los resultados del TLC que han despertado un debate sobre su eficacia (¿Renegociar o Revisar el TLC entre Colombia y EE. UU.?). El presidente colombiano, Gustavo Petro, ha argumentado que el tratado ha favorecido más a Estados Unidos que a Colombia. Aunque el ministro de comercio, industria y turismo, Germán Umaña, ha insistido en que no se trata de una renegociación, sino de buscar un equilibrio entre las partes, el embajador de Estados Unidos ha sostenido que el tratado es beneficioso para los dos y que a Estados Unidos no le interesa renegociarlo.

Desde la entrada en vigor del TLC en 2012, Colombia ha enfrentado múltiples desafíos:

– Falta de diversificación en las exportaciones: a pesar de la apertura al mercado estadounidense, Colombia no ha logrado diversificar significativamente sus exportaciones hacia Estados Unidos.
– Reducción en la variedad de productos exportados: el número de productos exportados ha disminuido de manera constante, lo que limita la variedad de bienes colombianos en el mercado estadounidense.
– Predominio de exportaciones minero energéticas: aunque el sector minero energético es crucial, ha opacado a otros sectores, como la agroindustria, que ha experimentado un descenso.
– Productos de bajo valor: Colombia sigue exportando bienes de escaso valor agregado, mientras importa aquellos más elaborados y costosos, lo que puede limitar su desarrollo económico a largo plazo.

Impacto en la agricultura nacional: Las grandes cantidades importadas de alimentos como maíz desde Estados Unidos ha tenido un impacto negativo en la producción agrícola local (El 96% de las importaciones de Trigo de Colombia Provienen de Canadá y Estados Unidos).

Un aspecto crítico es la balanza comercial entre Colombia y Estados Unidos, que ha cambiado significativamente desde la entrada en vigor del TLC en 2012. Pasó de ser positiva en 2012, con un superávit de 8.244 millones de dólares, a ser negativa en 2021, con un déficit de 1.871 millones de dólares. Colombia se ha convertido en un exportador de materias primas de bajo valor e importador de bienes transformados de mayor valor.

En caso de una renegociación, esta debería enfocarse en la corrección de asimetrías y no hacia el aumento de aranceles, ya que Estados Unidos podría hacer lo mismo generando un impacto negativo en las empresas nacionales, aumentando los precios y contribuyendo a la inflación.

El Tratado de Libre Comercio (TLC) entre Colombia y Estados Unidos ha suscitado críticas al ser considerado como un acuerdo desfavorable para Colombia. Esta percepción surge de la inequidad en la naturaleza de las exportaciones y las importaciones entre ambos países. Colombia, en su mayoría, exporta materias primas e insumos de bajo valor agregado, mientras que sus importaciones desde Estados Unidos consisten en bienes manufacturados de alto valor. Lo anterior, pone a Colombia en una posición de desventaja, ya que depende en gran medida de la exportación de sus productos, a la vez que debe invertir significativamente en sus importaciones. Además, la infraestructura y logística colombiana aún no están completamente preparadas para satisfacer la alta demanda estadounidense, lo que implica un desafío.

También te puede interesar:
En 2030 el Sector Arrocero Colombiano Podría Verse Drásticamente Afectado Debido al TLC con EE.UU.

Telecomunicaciones

Accede a la inteligencia de tu sector. 

Explora, monitorea, analiza y evalua todos los datos y fuerzas que transformarán tu organización.

Obtén el informe completo del sector de tu interés

Artículos del sector

VER TODOS LOS ARTÍCULOS DEL SECTOR

Carrito de la compra

0
image/svg+xml

No products in the cart.

Seguir comprando
Search

Sectorial 2022 – Prohibida su reproducción total o parcial