Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Si Bien Colombia Mantiene Grado de Inversión con Fitch y Moody’s, los Inversionistas ya están Catalogando al País como un “Ángel Caído”

Comparte en redes sociales

La calificación de un país hace referencia a la calidad crediticia de las naciones y si es conveniente invertir en ellas. Una buena calificación mejora las condiciones de crédito ya que les prestan más dinero y a tasas de interés bajas, mientras que los países más riesgosos o con menor capacidad de pago, les prestan menos recursos y a un precio (interés) mucho mayor. La pérdida de grado de inversión en Colombia, anunciada hace unos días por la firma calificadora Standard and Poor’s, la cual clasificó al país en la categoría de grado de no inversión especulativo, implica que los préstamos podrán ser más restringidos y con tasas de interés más altas. Quedan dos calificaciones que todavía están en grado de inversión (Fitch y Moody’s), lo que técnicamente significa que Colombia aún no ha perdido su grado de inversión total, pero genera una incertidumbre frente a las decisiones de estas dos agencias calificadoras, de si mantendrán o no su calificación. Según analistas del mercado, diferentes inversionistas se preparan para más rebajas de la calificación crediticia y posteriormente para la pérdida de sus inversiones, que es lo que históricamente ha sucedido con los países que perdieron grado de inversión con una agencia. Pese a que Colombia aún permanece en los índices de grado de inversión, algunos inversionistas lo están descontando como “ángeles caídos”, un término que se usa para denominar a los países que han sido degradados a nivel especulativo.

Fuente imagen: Unsplash

La calificación de un país hace referencia a la calidad crediticia de las naciones y si es conveniente invertir en ellas. Una buena calificación mejora las condiciones de crédito, ya que les prestan más dinero y a tasas de interés bajas, mientras que los países más riesgosos o con menor capacidad de pago, les prestan menos recursos y a un precio (interés) mucho mayor. (¿Y Si Perdemos el Grado de Inversión? (Video y Podcast))
Partiendo de esto, la pérdida de grado de inversión en Colombia, anunciada hace unos días por la firma calificadora S&P, la cual clasificó al país en la categoría de grado de no inversión especulativo, implica que los préstamos podrán ser más restringidos y con tasas de interés más altas. Aún quedan dos agentes que todavía clasifican al país en grado de inversión (Fitch y Moody’s), lo que técnicamente significa que Colombia aún no ha perdido su grado de inversión total, pero genera una incertidumbre frente a las decisiones de estas dos agencias calificadoras.
Si bien se ha dicho mucho respecto a la pérdida del grado de inversión por parte de S&P, mencionando que las razones se derivan de la actual coyuntura del país, vale mencionar que ya se había alertado acerca de esta rebaja en las calificaciones, puesto que aún no hay un norte claro frente a la regla fiscal, lo que pone en entredicho la forma en la que el Gobierno responderá por el pago de las deudas, en un momento donde el Gobierno debió endeudarse por encima de lo que tenía proyectado, para atender la pandemia del coronavirus (Herramientas Gratuitas de Seguimiento a la Erradicación del Covid-19).
La caída de la reforma fiscal fue el detonante para acelerar la decisión de la calificadora, que en un comunicado expresó lo siguiente “en un contexto de altas presiones de gasto, deriva en una probabilidad significativamente menor de que Colombia mejore su posición fiscal, luego de un reciente y marcado deterioro. En nuestra opinión, dada la alta vulnerabilidad externa del país y un perfil económico comparativamente débil, los niveles de deuda de Colombia estabilizándose en torno a 60% del PIB durante el periodo 2021-2024, y los déficits fiscales relativamente altos, ya no son consistentes con una calificación en moneda extranjera de grado de inversión (‘BBB-‘ o superior)”. (¿Por qué es Importante que el Gobierno Tramite la Reforma Fiscal?)
Aunque el panorama siga siendo incierto frente a la decisión que tomarán las otras calificadoras, el hecho de haber perdido el grado de inversión con S&P da una visión de riesgo en el país y los inversionistas podrán percibirnos como un entorno especulativo para realizar sus negocios. Según analistas del mercado, diferentes inversionistas se preparan para más rebajas de la calificación crediticia y posteriormente para la pérdida de sus inversiones, que es lo que históricamente ha sucedido con los países que perdieron grado de inversión con una agencia, poco después lo perdieron con otras, esto llevaría a algunos administradores de fondos a salir de miles de millones de dólares en bonos y una venta automática de inversiones. Cabe resaltar que los bonos de deuda pública son uno de los mecanismos que usa el Gobierno para financiarse, a través de los cuales la Nación pide prestado un capital y se compromete con el pago de unos intereses en un plazo determinado, algunos fondos extranjeros poseen alrededor de una cuarta parte de los bonos locales en pesos del país.
Pese a que Colombia aún permanece en los índices de grado de inversión, algunos inversionistas lo están descontando como “ángeles caídos”, un término que se usa para denominar a los países que han sido degradados a nivel especulativo, por lo que analistas del mercado advierten que se realizarán ventas forzosas por parte de inversionistas extranjeros entre $9,6 y $5,2 billones de pesos.
El efecto inmediato que se dio frente a esta decisión fue el aumento de la tasa de cambio, devaluando el peso local frente al dólar dada la incertidumbre frente a la dinámica política, económica y social del país, lo que según advierten analistas, podría derivar en una mayor devaluación de la moneda local si se llega a presentar una baja en la calificación crediticia por parte de Moody’s y Fitch (La División que Aplazó la Recuperación de Colombia (Video y Podcast)).
Otro de los efectos que pueden presentarse en un corto plazo son:• Tasas de interés más altas, lo cual reduciría las opciones de financiación para el país y encarecería la deuda tanto para personas naturales como jurídicas. • Salida de compañías internacionales que operan en el país, por la falta de confianza en el desarrollo, lo que llevaría a una disminución de la inversión extranjera y un aumento en la tasa de desempleo. • Una alta exposición del mercado a inversionistas con posiciones más tácticas que estructurales (reacción más especulativa en los mercados), que generaría una mayor volatilidad para los TES, el tipo de cambio y las primas de riesgo. • Retraso en la oferta pública de bonos. • En el mediano plazo, esta situación puede llegar a impedir que la economía se recupere al ritmo que se tiene proyectado.

Accede a la inteligencia de tu sector. 

Si quieres enfrentar los cambios del mercado de manera asertiva, suscríbete a ODA, y conoce todos los datos de tu sector.

Obtén el informe completo del sector de tu interés

Artículos del sector

VER TODOS LOS ARTÍCULOS DEL SECTOR

Carrito de la compra

0
image/svg+xml

No hay productos en el carrito.

Seguir comprando
Search

Sectorial 2022 – Prohibida su reproducción total o parcial