Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

El plan energético de Colombia establece la entrada en funcionamiento de energía nuclear, ¿cuál es su viabilidad?

Comparte en redes sociales

La energía nuclear representa el 10,4% de la energía global y es una de las alternativas con menores emisiones de carbono.

Colombia cuenta con un reactor nuclear desde hace 60 años, el cual fue donado por Estado Unidos.

Se proyecta que para 2038 se tenga un marco normativo para la incorporación de la energía nuclear en la matriz energética.

De acuerdo con las proyecciones recientes de la Agencia Internacional de la Energía (AIE), las energías renovables están en camino a convertirse en la principal fuente de generación de electricidad a nivel mundial para principios de 2025, superando al carbón, se espera que su participación alcance el 37% en 2026.

Este cambio en la matriz energética conducirá a una reducción estructural de las emisiones de gases de efecto invernadero. El director ejecutivo de la agencia, Fatih Birol, destaca que el rápido crecimiento de las renovables y la expansión de la energía nuclear están en respuesta al incremento de la demanda mundial de electricidad. Se prevé que la energía nuclear alcance un récord de producción en 2025, superando los 3.000 TWh, gracias a la entrada en servicio de nuevos reactores en varios países. En conjunto, las renovables y la nuclear representarán casi la mitad de la generación eléctrica mundial en 2026, marcando un hito significativo en la transición hacia un sistema energético más sostenible.

Lea también: Energías renovables alcanzarán el 37% de la generación eléctrica en 2026

Colombia cuenta con un reactor nuclear desde hace 60 años, el cual fue donado por Estado Unidos. El objetivo de este era contribuir a la investigación científica en diversos sectores clave como la agricultura, la salud, la geología y la industria. Desde su instalación hasta 1990, el reactor se empleó para irradiar muestras de uranio y para la producción de radioisótopos, materiales radiactivos con aplicaciones en agricultura, procesos industriales y estudios hidrológicos y de minerales.

Inicialmente, el reactor estuvo bajo la administración del Instituto de Ciencias Nucleares y Energías Alternativas (Inea). Sin embargo, tras la liquidación de esta entidad en la década de los noventa, la responsabilidad del reactor fue transferida al Servicio Geológico Colombiano (SGC). En la actualidad, su uso se centra en la realización de estudios geocientíficos, representando una herramienta para la investigación y el avance en áreas relevantes para el desarrollo del país.

Lea también: ¿Cómo está Colombia en Energía Nuclear?

La energía nuclear representa el 10,4% de la energía global y es una de las alternativas con menores emisiones de carbono, lo que la convierte en una opción atractiva en la transición hacia economías descarbonizadas, una meta que Colombia también persigue. En un mundo que busca aumentar la electrificación, construir un sistema híbrido de bajas emisiones se vislumbra como la mejor opción, y la energía nuclear figura como parte importante de esta canasta energética.

Aunque las energías renovables tienen su estacionalidad y dependen de condiciones atmosféricas, la energía nuclear también enfrenta desafíos, como el elevado costo de generación. A pesar de que Colombia es rico en fuentes hidroeléctricas y ha dependido en gran medida de esta fuente de energía, la discusión sobre la energía nuclear ha ganado terreno.

Los avances tecnológicos en la industria nuclear han llevado al desarrollo de reactores más pequeños y modulares, lo que podría hacer que la energía nuclear sea más accesible y adaptable a las necesidades colombianas. Sin embargo, expertos advierten que el camino hacia una industria nuclear en Colombia será largo, especialmente con las limitaciones técnicas y regulatorias actuales.

Lea también: Energía nuclear en Colombia: ¿Por qué no?

El Plan Energético Nacional (PEN) establece la implementación gradual de generación nuclear en respuesta al crecimiento de la demanda de energía y la necesidad de expandir la capacidad de generación con bajas emisiones. Se proyecta que hacia 2038 se tenga un marco normativo para la incorporación de la energía nuclear en la matriz energética, comenzando con la implementación de reactores modulares pequeños.

La discusión legislativa en torno a la energía nuclear en Colombia avanza en la construcción de una ley nuclear que promueva su aplicación en áreas como la salud, el medio ambiente y la seguridad alimentaria. Sin embargo, aún se enfrentan obstáculos como la falta de claridad en la regulación y las dificultades técnicas para obtener licencias ambientales.

De esta manera, aunque la energía nuclear se presenta como una opción prometedora para diversificar la matriz energética de Colombia y reducir las emisiones de carbono, su implementación enfrenta desafíos significativos. El país deberá superar barreras regulatorias, técnicas y políticas para hacer realidad el potencial de la energía nuclear en su transición hacia un futuro energético más sostenible y seguro.

Lea también: Por Fenómeno de El Niño, MinMinas y CREG Anuncian Medidas de Flexibilización para Contratación de Energía

Accede a la inteligencia de tu sector. 

Si quieres enfrentar los cambios del mercado de manera asertiva, suscríbete a ODA, y conoce todos los datos de tu sector.

Obtén el informe completo del sector de tu interés

Artículos del sector

VER TODOS LOS ARTÍCULOS DEL SECTOR

Carrito de la compra

0
image/svg+xml

No hay productos en el carrito.

Seguir comprando
Search

Sectorial 2022 – Prohibida su reproducción total o parcial